16.8.06

La importancia de llamarse de alguna forma

Cuando mis papás entraron al rollo de tener hijos acordaron que ninguno de nosotros tendría más de un nombre. Mi mamá fue bautizada con un nombre compuesto para complacer a sus dos abuelas y a mi papá le tocó triple nombre por aquello del de Jesús. ¿Para qué poner más nombres de los que se necesitan?

¡Bien ahí papás!

Todavía ayer, cuando pensaba que mis papás eran unos progresistas y adelantados, mi hermano descubrió el acta de matrimonio de mis abuelos maternos. La verdad fue revelada ante nuestros ojos: el que logró un gran avance en materia de brevedad de nombres fue mi abuelito Joaquín.

Y es que si notamos que su nombre era JOSÉ JOAQUÍN DE LA SANTÍSIMA TRINIDAD, DE LOS SAGRADOS CORAZONES DE JESÚS Y MARÍA, ANTONIO, JUAN NEPOMUCENO, IGNACIO DE LOYOLA, FRANCISCO JAVIER está claro que el hombre en cuestión hizo una importante aportación a la familia al bautizar a mi madre con sólo 2 nombres.

Me lo imagino de niño cuando pasaban la lista en el colegio, seguramente la mitad de la clase se quedaba dormida antes de que terminaran de decir su nombre. Seguramente leyó su acta de nacimiento y se quedó miope. Seguramente intuyó que algo andaba mal cuando notó que su nombre tenía varias comas. Seguramente le guardó un secreto resentimiento a mis bisabuelos y seguramente se juró a sí mismo que sus hijos tendrían nombres como cualquier persona decente: dos nombrecitos, uno detrás del otro, elegantes, significativos, pero sobretodo: breves.

Y es que los nombres son importantes: el Starbucks no sería lo mismo si se llamara Cafetín, Coca-Cola no sería tan exitosa si se llamara Brebafresco, ni Liverpool sería tan nice si se llamara Tixcacalcupul.

Justo ahorita acabo de oír el caso de una pobre a la que bautizaron como Hada. Los chistes no le faltan: Ven-hada, Mi-hada, Toma-hada, Mam-hada...

¿Recuerdan ese capítulo de Los Simpson's en el que Marge y Homero están escogiendo un nombre para Bart? Homero descartó todos los nombres que sonaran a sopla-mocos, mariquita, debilucho, cagón, etc. y escogió uno que no tuviera ninguna connotación negativa... Qué hombre tan visionario el Homero.

Me siento inspirada, creo que ya tengo un par de nombres para mis hijos:


  • J
  • M
  • R

¿Qué les parece? Yo creo que estoy a punto de llevar los nombres de mi familia a otro nivel (?).

2 comentarios:

  1. Por que diablos los papas no pueden porner nombres que rimen, eso de llamarse Mariana Teresa me hacen sentir en telenovela. O ser una niña linda por un lado y una perversa por otro jajaja

    ResponderEliminar
  2. Jajajajja es cierto, los papás se ponen solemnes a la hora de bautizar.

    ¿Te hubiera gustado ser algo así como Mariana Ana o Ena Teresa? Así sí riman jajajaja.

    ResponderEliminar

Deje su mensaje después del tono y así