2.11.07

Broken



Eso que ven es una puerta de cristal partida en dos. Sí, damas y caballeros, ayer rompí la puerta de mi oficina.

Sería chévere decir que me puse furiosa e iracunda, que perdí el control y la partí en dos con la fuerza descomunal que no tengo, pero no fue así.

La burda realidad es que volteé torpemente y golpée la puerta -al parecer con mi gran trasero-, ésta se pandeó y comenzó a partirse por la mitad, de la siguiente forma:


Imagen recreada con fines ilustrativos, incluye comercial pro-alfabetización


Ante tal escena, mi reacción fue sostener la puerta, poniendo una mano en la mitad de arriba y otra mano en la mitad de abajo. Yo me imaginé caos y destrucción de vidrios salpicando por toda mi oficina, por eso traté de sostenerla.

Un compañero se imaginó la parte de arriba deslizándose hacia bajo y cortándome las muñecas. Horrible escena, la próxima vez salgo corriendo.

Una vez que sostuve la puerta partiéndose y proferí una mezcla de insultos que combinaban el español con el clásico pelaná en maya, dos compañeros acudieron a mi auxilio, ayudándome a sostener la puerta.

- ¡Ve por Coworker!- me sugirió uno de ellos.

Yo salí corriendo como pedo, llegué a la oficina adjunta gritando algo así:

- Coworker, ¡ven rápido!

- ¿Qué pasa? ¿Qué pasa?

- ¡Aaaghh, ven, rápido, vidrio, vidrio!

Corrimos cual medallistas olímpicos y Coworker llegó a tiempo para ayudar a los otros compañeros. Entre los 3 amables caballeros bajaron la puerta partida en un acto de presdigitación y acrobacia. Quiero invitarles a unas cervezas para agradecer el noble gesto de haberme salvado.

No mamar, qué susto.

2 comentarios:

  1. y ahora? mujer quebrantapuertas.. esta excelente tu imagen "demostrativa", es bastante ilustrativa... bueno.. en fin.. que bien que ya vuelves a escribir...

    ResponderEliminar
  2. jajajaajajaja che perra!!! eso si se ve aparatoso
    gracias a dios no te pasó nada

    ResponderEliminar

Deje su mensaje después del tono y así