21.9.07

¿Quién lo iba a decir?

Después de años de considerar al ajedrez como un juego súper de hueva, hoy aprendí a jugarlo.

El director de arte de la agencia tiene su minitablerito, así que me senté junto a él, me explicó cómo se puede mover cada pieza y nos sentamos a jugar.

La primera partida, entre trabajo y llamadas, terminó cuando mucho en una hora, me vapuleó enseguida. La segunda partida inició después de comer y cuando nos fuimos hoy a las 10 de la noche, apenas íbamos a la mitad.

Estoy súper picada, ya quiero que sea lunes.

3 comentarios:

  1. jajajajaja
    kiero trabajar en una empresa como la tuya,donde tu jefe y tu matan la mitad del turno diario en jugar ajedrez..

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajaja yo soy su jefa y no matamos la mitad del turno en el ajedrez.

    Cuando me toca mover sólo me siento dos minuto a ver el tablero, analizo mis posibilidades y muevo. Vuelvo a mi escritorio, trabajo, contesto llamadas, checo avances de los proyectos en lo que él hace su próximo movimiento.

    A veces pasan 15 minutos entre un movimiento y otro, a veces 2 horas.

    ResponderEliminar
  3. A mi tmb se me hacia un juego de weba y aprendi a jugarlo aki en la escuela, el problema es k me gusta pero no tengo con kien jugarlo mis amigos prefieren el billar, las cartas o el turista y a mi mamá le da weba, en la oficicna< no tenemos tiempo para jugar :s k injusta es la vida :P ...

    ResponderEliminar

Deje su mensaje después del tono y así